Cargando...

Derechos y Responsabilidades

El sanatorio Otamendi adhiere a la declaración universal de los derechos del paciente promulgado por la organización de la salud, de acuerdo con el marco legal vigente y bajo el compromiso de velar por los derechos aquí expuestos.

Asistencia. El paciente, prioritariamente los niños, niñas y adolescentes, tiene derecho a ser asistido por los profesionales de la salud, sin menoscabo y distinción alguna, producto de sus ideas, creencias religiosas, políticas, condición socioeconómica, raza, sexo, orientación sexual o cualquier otra condición. El profesional actuante sólo podrá eximirse del deber de asistencia, cuando se hubiere hecho cargo efectivamente del paciente otro profesional competente;

Trato digno y respetuoso. El paciente tiene el derecho a que los agentes del sistema de salud intervinientes, le otorguen un trato digno, con respeto a sus convicciones personales y morales, principalmente las relacionadas con sus condiciones socioculturales, de género, de pudor y a su intimidad, cualquiera sea el padecimiento que presente, y se haga extensivo a los familiares o acompañantes;

Intimidad. Toda actividad médico - asistencial tendiente a obtener, clasificar, utilizar, administrar, custodiar y transmitir información y documentación clínica del paciente debe observar el estricto respeto por la dignidad humana y la autonomía de la voluntad, así como el debido resguardo de la intimidad del mismo y la confidencialidad de sus datos sensibles, sin perjuicio de las previsiones contenidas en la Ley Nº 25.326;

Confidencialidad. El paciente tiene derecho a que toda persona que participe en la elaboración o manipulación de la documentación clínica, o bien tenga acceso al contenido de la misma, guarde la debida reserva, salvo expresa disposición en contrario emanada de autoridad judicial competente o autorización del propio paciente;

Autonomía de la Voluntad. El paciente tiene derecho a aceptar o rechazar determinadas terapias o procedimientos médicos o biológicos, con o sin expresión de causa, como así también a revocar posteriormente su manifestación de la voluntad. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a intervenir en los términos de la Ley Nº 26.061 a los fines de la toma de decisión sobre terapias o procedimientos médicos o biológicos que involucren su vida o salud;

Información Sanitaria. El paciente tiene derecho a recibir la información sanitaria necesaria, vinculada a su salud. El derecho a la información sanitaria incluye el de no recibir la mencionada información.

Interconsulta Médica. El paciente tiene derecho a recibir la información sanitaria por escrito, a fin de obtener una segunda opinión sobre el diagnóstico, pronóstico o tratamiento relacionados con su estado de salud.

Consentimiento Informado. Es la declaración escrita de la voluntad del paciente, por sí o por sus representantes legales, emitida luego de recibir por parte del profesional interviniente, información clara, precisa y adecuada, respecto de su estado de salud y del procedimiento propuesto. Esta información debe incluir la especificación de los objetivos perseguidos, beneficios esperados, riesgos y efectos adversos previsibles, aún de aquellos asociados a la no realización del procedimiento propuesto, así como de la existencia de alternativas, si las hubiere. La decisión del paciente de consentir o rechazar los tratamientos indicados puede ser revocada en todo momento, debiendo el profesional dejar expresa constancia en la historia clínica. El profesional de la salud quedará eximido de requerir el consentimiento informado cuando mediare grave peligro para la salud pública o una situación de emergencia, con grave peligro para la salud o vida del paciente, y no pudiera dar el consentimiento por sí o a través de sus representantes legales.

Descargar Download (Eng)

Consentimiento para el almacenamiento, procesamiento y cesión de datos personales. Los titulares de los datos personales tienen la facultad de ejercer el derecho de acceso a los mismos en forma gratuita a intervalos no inferiores a seis meses , salvo que se acredite un interés legítimo al efecto conforme a lo establecido en el art. 4, inciso. 3 de la ley N° 25326. La DIRECCIÓN NACIONAL DE DATOS PERSONALES, órgano de control de la ley N° 25326, tiene la atribución de atender las denuncias y reclamos que se interpongan con relación al incumplimiento de las normas sobre la protección de datos personales.

Directivas anticipadas. Toda persona capaz mayor de edad puede disponer directivas anticipadas sobre su salud, pudiendo consentir o rechazar determinados tratamientos médicos, preventivos o paliativos, y decisiones relativas a su salud. Las directivas deberán ser aceptadas por el médico a cargo, salvo las que impliquen desarrollar prácticas eutanásicas, las que se tendrán como inexistentes. La declaración de voluntad deberá formalizarse por escrito ante escribano público o juzgados de primera instancia, para lo cual se requerirá de la presencia de dos (2) testigos. Dicha declaración podrá ser revocada en todo momento por quien la manifestó.

Respeto y consideración:
El paciente es responsable de ser considerado con los derechos de otros pacientes y personal del sanatorio; esto incluye no fumar, controlar el ruido y las visitas. El paciente es responsable de ser respetuoso de la propiedad de otros y del sanatorio. Cualquier abuso o falta de respeto o mal comportamiento podría resultar en su expulsión.

Seguridad:
El paciente juega un papel importante para que su cuidado sea seguro, convirtiéndose en un activo, involucrado e informando miembro de su equipo de atención medica. Es responsable de:

• Trabajar con su médico, enfermera y otros profesionales que brindan atención medica para tomar decisiones sobre su cuidado.
• Notificar al médico externo de cabecera los cambios en su plan de cuidado.
• Solicitar a un familiar o amigo que se involucre en la atención media si el paciente no está en condiciones de participar activamente.
• Hacer preguntas hasta entender las respuestas.
• Que alimentos, bebidas y actividades debe evitar.
• Donde se almacenan.

Normas de Reglamentos:
El paciente es responsable de cumplir las normar y regulación que se aplican a pacientes del sanatorio Otamendi incluyendo las descriptas en la guía de pacientes internados.

Tratamiento del Dolor:
El paciente es responsable de:
• Trabajar con el médico y la enfermera para desarrollar un plan de manejo del dolor.
• Preguntar al médico o enfermera lo que debe esperar del dolor y su control.
• Ayudar a los médicos y enfermeras a evaluar el dolor.
• Discutir las opciones para aliviar el dolor con los médicos y enfermeras.
• Manifestar al médico o enfermera cualquier preocupación sobre como tomar la medicación para el dolor.
• Solicitar alivio del dolor cuando este comienza.
• Cumplir con órdenes del médico relativas a la medicación.
• Manifestar al médico o la enfermera cuando el dolor no se alivia.

Suministro de Información:
el paciente es parte integral del equipo de atención medica, siendo por tanto responsable de:
• Participar en decisiones de su cuidado y atención de salud.
• Proporcionar, dentro de su máxima comprensión, información precisa y completa sobre problemas actuales, enfermedades pasadas, hospitalizaciones, medicamentos, alergias y otros asuntos relacionados con su salud.
• Reportar cambios inesperados en su condición al profesional responsable.
• Comunicar con claridad si entiende su plan de atención y lo que espera del paciente al respecto.

Educación:
Se espera del paciente participe del aprendizaje para adquirir y comprender las habilidades y comportamientos que promueven su recuperación, a modo de mantener o mejorar una función, controlar la enfermedad o progreso del síntoma.

Directivas anticipadas: (voluntad)
El paciente es responsable de informar al sanatorio Otamendi y quienes proveen atención medica si crea, modifica o revoca una directiva anticipada, pudiendo presentar la misma en formato valido al momento del ingreso. Las directivas no son necesarias para recibir tratamientos y el paciente puede perder el derecho a realizarla.

Cargos administrativos:
El paciente es responsable de asegurar que sus obligaciones administrativas para la atención en el sanatorio Otamendi se cumplan de acuerdo a la normativa vigente.

Conformidad:
el paciente es responsable de seguir el tratamiento según el plan recomendado por el medico principalmente responsable de su cuidado. Esto puede incluir instrucciones de las enfermeras y otras profesionales de la salud que lo asistieron en la institución.
El paciente es responsable de cumplir con los turnos pactados o notificar lo propio cuando no pueda asistir a un compromiso.

Rechazo del tratamiento:
El paciente es responsable de sus actos si se niega al tratamiento o no sigue las instrucciones del medico.

Pertenencias personales:
el sanatorio Otamendi no se hace responsable por dinero en efectivo, objetos de valor y objetos personales ingresados al sanatorio. Esto incluye anteojos, audífonos, prótesis, bastones, silla de ruedas y otros elementos. Se sugiere no traer joyas ni objetos de valor.

Comité de ética:
Si un conflicto de carácter ético se plantea durante la internación, el paciente o su representante legal puede solicitar una audiencia con el comité de ética

Disponemos de una oficina de relaciones públicas que se encuentra en contacto permanente con nuestros pacientes y sus familiares, brindando un canal de comunicación personalizada y una herramienta para la mejora continua en la cálida de atención.

Ante cualquier consulta, inquietudes o sugerencias podrá comunicarse con dicha oficina llamando al interno 5113 o al email rrpp@sanatorio-otamenti.com.ar